VETERINARY CLINICAL CARE LIVERADE 1 LT

Código
01600051
8436545960622
VETERINARY CLINICAL CARE®

Liverade

Protector Hepático, Antioxidante y Estimulante de la Funcionalidad Hepática


Ingredientes activos (por ml):

Colina 60 mg

Metionina 5 mg

Omega-9 60 mg

Sorbitol 150 mg

Vitamina B3 (Niacina) 50 mg

Vitamina B12 30 mcg

Vitamina E 50 mg


Composición:

Sorbitol, ácidos grasos, fosfato sódico, benzoato sódico, ácido cítrico.


Aditivos (por litro):

Aditivos nutricionales: Vitaminas – E-307 Vitamina E (alfa-Tocoferol) 50 g, Niacinamida 50 g,

Colina 60 g, E-420 Sorbitol 50 g, Vitamina B12 30 mg. Aminoácidos – Metionina 5 g.


Características nutritivas esenciales:

Bajo contenido en proteínas pero de gran calidad e hidratos de carbono muy digestibles.


Componentes analíticos:

Humedad 71,0%; aceites y grasas brutas 7,0%; proteína bruta 0,5%; ceniza bruta 0,1%; fibra bruta 0,0%; metionina 0,5%; lisina 0,0%; sodio 0,0%.


Características

Desintoxica, protege y mejora el funcionamiento general del hígado.

Acción antiinflamatoria y antioxidante hepática.

Mejora el metabolismo de los lípidos e impide su acumulación en el hígado.

Mejora el rendimiento de los caballos en competición.

Potencia el sistema inmunitario.

Acción antialérgica.

No contiene sustancias dopantes.

Disponible exclusivamente a través de veterinarios.


Propiedades y mecanismo de acción:

El proceso de detoxificación realizado por el hígado consta de dos fases. En la Fase I se neutralizan las sustancias químicas no deseadas mediante la conversión de éstas en sustancias menos nocivas.

Durante este proceso se producen radicales libres que deben ser eliminados ya que, en exceso, pueden dañar las células del hígado. Las moléculas que intervienen en esta etapa son el Glutatión, las Vitaminas del complejo B y las sustancias Antioxidantes.

En la Fase II se eliminan las sustancias indeseables convirtiéndolas en sustancias químicas solubles en agua que pueden ser fácilmente excretadas a través de la bilis y la orina. Los principios que actúan en esta fase son el Glutatión, la Cisteína y la Vitamina E. A esta segunda fase también se la llama Vía de la Conjugación, porque aquí es donde las células del hígado añaden otra sustancia (cisteína, glicina o una molécula de azufre) a la sustancia química tóxica para falicitar la eliminación de los radicales libres que dañan los hepatocitos.

La fórmula de VETERINARY CLINICAL CARE® Liverade aporta una combinación de Colina, Metionina, Sorbitol, Vitaminas B y E que actúan de forma sinérgica para una buena protección hepática, un correcto metabolismo lipídico, y un óptimo rendimiento deportivo.

La Metionina y la Colina juegan un papel fundamental como agentes de protección y desintoxicación hepáticos. Son compuestos azufrados que estimulan la eritropoyesis y tienen una potente acción lipotrófica que ayuda a reducir el trabajo hepático en un órgano cuya función desintoxicante está deprimida debido a una acumulación excesiva de grasas, a la vez que protegen al hígado de ciertas acciones nocivas de algunos tóxicos. Por su parte la Metionina es necesaria para fabricar Cisteína, un componente del Glutatión, el principal protector hepático, que por su potente acción antioxidante, neutraliza los numerosos compuestos que dañan al hígado. Además la Metionina tiene una fuerte actividad antiinflamatoria y está implicada en el proceso de síntesis de la L-Carnitina, por lo que mejora el rendimiento deportivo de los caballos en entrenamiento y competición. También parece ser que la Metionina es de gran ayuda para reducir la gravedad de las reacciones tanto a los alérgenos relacionados con los alimentos como a los ambientales; esto se debe a su capacidad para desintoxicar la histamina, el principal producto químico implicado en las reacciones alérgicas.

El Sorbitol estimula la función de excreción biliar mejorando la digestión de los lípidos de la ración diaria, lo que permite desintoxicar el hígado, acción que se ve reforzada por su acción diurética. Además es una importante fuente de energía y un potente reconstituyente de la célula hepática. Por último, el sorbitol ayuda a la absorción intestinal de ciertas vitaminas importantes para el organismo.

La Vitamina B3 o Niacina es una vitamina hidrosoluble activa en la gluconeogénesis que limita la lipidosis de los tejidos a través de una mejora en la utilización de la grasa y los hidratos de carbono.

También participa en la síntesis de algunas hormonas y es importante para el crecimiento. Tanto la niacina como la metionina son esenciales para un óptimo funcionamiento del ciclo de Krebs.

La Vitamina B12 o Cobalamina es importante para el metabolismo de proteínas, carbohidratos y lípidos. Actúa como protector hepático ayudando a la prevención y recuperación de trastornos del hígado en caso de intoxicación. Además es esencial para la síntesis de hemoglobina y la producción de glóbulos rojos; su carencia puede provocar anemia y bajo rendimiento deportivo. Finalmente la vitamina B12 desempeña un papel clave en la síntesis y mantenimiento de la vaina de mielina que recubre las células nerviosas.

La Vitamina E es un antioxidante lipofílico que evita el daño en las membranas celulares y protege los tejidos de los radicales libres. Además potencia el sistema inmunitario. Su uso es recomendado sobretodo en hepatopatías inflamatorias, especialmente en las que cursan con necrosis significativa.


Indicaciones:

• Insuficiencia hepática aguda o crónica de cualquier origen, ya sea causada por sobrecarga de grasas en el hígado, o por deterioro del hepatocito.

• Enfermedades parasitarias: Piroplasmosis, áscaris (particularmente en potros, que son muy vulnerables a los vermes que se localizan en el intestino delgado y tienen procesos migratorios al hígado) y otras parasitosis hepáticas.

• Hepatitis virales: Herpesvirus, hepatitis sérica equina, etc.

• Intoxicaciones endógenas y exógenas: tratamientos hepatotóxicos, intoxicaciones alimenticias por metales pesados, etc.

• Caballos con actividad deportiva intensa y patologías derivadas del sobresfuerzo.

• Anemias, convalecencia y dificultades para la recuperación.

• Trastornos metabólicos.

• Alergias alimentarias y ambientales.

• Caballos de edad avanzada.


Especies de destino:

Équidos.


Modo de empleo:

Agitar antes de usar. Administrar mezclado con la ración o mediante una jeringa por vía oral.

• Dosis inicial (5-7 días): 30 ml/100 kg.

• Dosis de prevención o mantenimiento: 5 ml/100 kg.

Para mejorar la aceptación inicial recomendamos dividir la dosis en 2 tomas: mañana y noche.


Advertencias:

Este producto no contiene ninguna sustancia prohibida en competición. Guardar el envase bien cerrado, en un lugar fresco, seco, protegido de la luz solar y fuera del alcance de los niños y los animales. Pienso complementario para caballos no destinados a consumo humano.


Presentación:

1 L (40 dosis de mantenimiento).

Descripción abreviada
Insuficiencia hepática aguda o crónica de cualquier origen, ya sea causada por sobrecarga de grasas en el hígado, o por deterioro del hepatocito.