ANESKETIN 10 ML (M.E.C)

0
Sin votos
Código: 04400021
Principio activo: ketamina
Consultar precio

ANESKETIN 100 mg/ml
Solución inyectable para perros, gatos y equino
Laboratorio
DECHRA
Forma farmacéutica:
Solución inyectable (Sol.i.)
Composición: por ml:
Principio activo: Ketamina 100 mg/ml (equivalente a clorhidrato de ketamina 115,4 mg/ml).
Excipiente(s): Clorocresol 1 mg/ml.
Propiedades farmacológicas:
Propiedades farmacodinámicas:
La ketamina es un anestésico disociativo.
La ketamina induce un estado de catalepsia con amnesia y analgesia; el tono muscular se mantiene,
incluyendo los reflejos faríngeo y laríngeo.
La frecuencia cardiaca, la tensión arterial y el gasto cardiaco aumentan, sin que se aprecie
depresión respiratoria. Todas estas características pueden variar si el medicamento se utiliza en
combinación con otros agentes.
Datos farmacocinéticos:
La ketamina es objeto de biotransformación hepática en perros, caballos y primates.
En los gatos se produce cierto metabolismo hepático, pero normalmente la mayor parte del fármaco
se elimina a través del riñón.
La ketamina se recupera tras el bolo intravenoso por redistribución rápida desde el SNC a otros
tejidos, principalmente grasa, pulmón, hígado y riñón.
Interacciones e incompatibilidades:
• Es preciso tomar precauciones en caso de administrar ketamina en combinación con halotano, ya
que éste prolonga la semivida de la ketamina.
• Los analgésicos neurolépticos, los tranquilizantes y el cloranfenicol potencian el efecto anestésico
de la ketamina.
• Los barbitúricos y los opiáceos pueden prolongar el tiempo de recuperación.
• Se ha descrito que la ketamina favorece la aparición de taquicardias e hipertensión si se
administra a personas que están siendo tratadas con hormonas tiroideas.

Indicaciones y especies de destino
Perros, Gatos y Equino: El medicamento puede utilizarse como agente único con fines de
inmovilización y en procedimientos quirúrgicos menores que no requieran relajación muscular en
gatos domésticos.
El medicamento también puede utilizarse para inducir anestesia:
Conjuntamente con butorfanol y medetomidina en perros y gatos,
conjuntamente con xilacina en perros, gatos y equino,
conjuntamente con detomidina en equino,
conjuntamente con romifidina en equino.
Contraindicaciones:
• No usar ketamina como agente único a equino ni a perros.
• No usar en animales con descompensación cardiaca grave, hipertensión arterial aparente o
glaucoma.
• No usar en animales con eclampsia o preeclampsia.
• No usar en caso de hipersensibilidad a la sustancia activa o a cualquiera de los excipientes.
Efectos secundarios:
• La ketamina puede aumentar la salivación en gatos.
• La ketamina aumenta el tono de los músculos esqueléticos. Se han descrito fasciculaciones y
convulsiones tónicas leves en gatos a las dosis recomendadas.
• La ketamina causa depresión respiratoria dependiente de la dosis, que a su vez puede conducir a
una parada respiratoria, sobre todo en gatos. Este efecto puede agravarse por la combinación con
medicamentos que causen depresión respiratoria.
• La ketamina aumenta la frecuencia cardiaca y la tensión arterial con la consiguiente tendencia a la
diátesis hemorrágica.
• En gatos y perros, los ojos permanecen abiertos con midriasis y nistagmo.
• Durante la recuperación pueden producirse reacciones emergentes (ataxia, hipersensibilidad a
estímulos, nerviosismo).
• La inyección intramuscular puede causar algo de dolor.
Vía de administración:
Administración mediante inyección intramuscular, subcutánea o intravenosa.
Posología:
Debe destacarse que las dosis y las vías de administración varían ampliamente de una especie a otra.
Asimismo, el efecto de la ketamina puede presentar grandes diferencias interindividuales, por lo que
se recomienda acomodar la dosis a cada caso particular.
Perros:
Xilacina/ketamina: Administrar xilacina a una dosis de 1 mg/kg (equivalente a 0,5 ml/10 kg de peso
corporal de solución de xilacina al 2 %) mediante inyección intramuscular. Administrar
inmediatamente ketamina a una dosis de 15 mg/kg (equivalente a 1,5 ml/10 kg de peso corporal)
mediante inyección intramuscular.
• Los perros adoptan la posición de decúbito al cabo de 3 minutos aproximadamente y pierden el
reflejo flexor al cabo de 7 minutos aproximadamente. La anestesia dura aproximadamente 24
minutos, y el reflejo flexor se recupera más o menos 30 minutos después de haberse administrado la
inyección de ketamina. Medetomidina/ketamina: Administrar medetomidina a una dosis de 40 µg/kg (equivalente a 0,40
ml/10 kg de peso corporal de solución de medetomidina 1 mg/ml) y ketamina a una dosis de 5,0 7,5
mg/kg (equivalente a 0,5 0,75 ml/10 kg de peso corporal), según el tiempo que deba durar la
anestesia, mediante inyección intramuscular.
La pérdida del reflejo flexor tiene lugar aproximadamente 11 minutos después de la inyección, si se
administra una dosis de 5 mg de ketamina por kg de peso corporal, y 7 minutos después de la
inyección, si se administra una dosis de 7,5 mg de ketamina por kg de peso corporal. La anestesia
dura aproximadamente 30 y 50 minutos, respectivamente. En los perros no es aconsejable revertir
esta combinación anestésica con atipamezol.
Butorfanol/medetomidina/ketamina: Administrar butorfanol a una dosis de 0,1 mg/kg y
medetomidina a una dosis de 25 µg/kg mediante inyección intramuscular. Los perros adoptan la
posición de decúbito al cabo de 6 minutos aproximadamente y pierden el reflejo flexor al cabo de 14
minutos aproximadamente. La ketamina debe administrarse mediante inyección intramuscular 15
minutos después de la primera inyección, a una dosis de 5 mg/kg (equivalente a 0,5 ml/10 kg de peso
corporal).
El reflejo flexor se recupera aproximadamente 53 minutos después de haber administrado la
inyección de ketamina 100 mg/ml. El perro adopta la posición de decúbito esternal
aproximadamente 35 minutos más tarde, y se pone de pie al cabo de otros 36 minutos. En los perros
no es aconsejable revertir esta combinación anestésica con atipamezol.
Gatos:
Ketamina como agente único: Aunque es posible utilizar ketamina como monoanestésico, se
recomienda una anestesia combinada para evitar efectos psicomotores indeseados. La ketamina
como agente único puede administrarse mediante inyección intravenosa o subcutánea, pero la vía
recomendada es la inyección intramuscular. La dosis es 11 33 mg de ketamina/kg, según el grado de
control o de intervención quirúrgica que se pretenda. Las siguientes dosis se indican a título
orientativo, pero quizá deban ajustarse en función de la condición física del gato y el uso de sedantes
y medicación preanestésica.
Dosis (mg/kg) Procedimientos clínicos
11 (0,11 ml/kg) Control menor
22 33 (0,22 0,33 ml/kg) Cirugía menor y control de gatos agresivos
• La anestesia con ketamina dura 20 40 minutos, y la recuperación se prolonga entre 1 y 4 horas.
• Para cirugía mayor, la ketamina debe administrarse conjuntamente con sedantes o anestésicos
complementarios.
• La dosis varía entre 1,25 22 mg/kg (0,06 1,1 ml/5 kg) en función de la combinación anestésica y la
vía de administración empleada.
• Es improbable que se produzcan vómitos si la ketamina se utiliza como agente único; no obstante,
los gatos deben someterse a ayuno durante varias horas antes de la anestesia, si es posible.
Combinaciones complementarias a la ketamina en Gatos: En general se recomienda la
premedicación con atropina a una dosis de 0,05 mg/kg para reducir la salivación. Asimismo, puede
administrarse como medicación previa acepromacina (solución al 0,2 %) a una dosis de 0,11 mg/kg
(equivalente a 0,28 ml/5 kg de peso corporal) mediante inyección intramuscular. Durante la
anestesia con ketamina es posible realizar una intubación endotraqueal. Puede mantenerse una
anestesia inhalada mediante una combinación adecuada de metoxiflurano, halotano, óxido nitroso y
oxígeno.
Xilacina/ketamina: Administrar xilacina a una dosis de 1,1 mg/kg (equivalente a 0,28 ml/5 kg de
peso corporal de solución de xilacina al 2 %) y atropina a una dosis de 0,03 mg/kg (equivalente a
0,25 ml/5 kg de peso corporal de solución de atropina al 0,06%) mediante inyección intramuscular.
Espere 20 minutos y luego administre ketamina a una dosis de 22 mg/kg (equivalente a 1,1 ml/5 kg
de peso corporal) mediante inyección intramuscular. La xilacina puede causar vómitos durante los
20 minutos siguientes a su administración. La anestesia comienza entre 3 y 6 minutos después de la
inyección intramuscular de ketamina. La combinación xilacina/ketamina provoca una anestesia más
profunda con un efecto respiratorio y cardiaco más acusado y un período de recuperación más largo
que la combinación acepromacina/ketamina. Medetomidina/ketamina:
Intramuscular:
Administrar medetomidina a una dosis de 80 µg/kg mediante inyección
intramuscular. Inmediatamente después debe administrarse una inyección intramuscular de
ketamina a una dosis de 2,5 7,5 mg/kg (equivalente a 0,12 0,38 ml/5 kg de peso corporal). La
anestesia comienza al cabo de 3 4 minutos. La duración de la anestesia quirúrgica oscila entre 30 y
60 minutos, en función de la dosis de ketamina administrada. Si es necesario, la anestesia puede
prolongarse mediante halotano y oxígeno con o sin óxido nitroso.
Intravenosa:
La medetomidina y la ketamina pueden administrarse mediante inyección intravenosa a las dosis
siguientes: 40 µg de medetomidina/kg y 1,25 mg de ketamina/kg. La experiencia clínica demuestra
que, cuando se ha administrado ketamina y medetomidina a gatos por vía intravenosa y ha
desaparecido la necesidad de anestesia, la administración de 100 µg de atipamezol/kg mediante
inyección intramuscular consigue que el animal se recupere hasta adoptar la posición de decúbito
esternal en 10 minutos aproximadamente, y se ponga de pie en 14 minutos aproximadamente. La
atropina generalmente no es necesaria cuando se utiliza la combinación medetomidina/ketamina.
Para garantizar una dosificación exacta, se recomienda utilizar jeringas de insulina o jeringas
graduadas con marcas de 1 ml.
Butorfanol/medetomidina/ketamina:
Intramuscular:
Administrar butorfanol a una dosis de 0,4 mg/kg, medetomidina a una dosis de 80 µg/kg y ketamina
a una dosis de 5 mg/kg (equivalente a 0,25 ml/5 kg de peso corporal) mediante inyección
intramuscular.
Los gatos adoptan la posición de decúbito entre 2 y 3 minutos después de la inyección. El reflejo
flexor desaparece 3 minutos después de la inyección. Cuando han transcurrido 45 minutos tras la
inducción, la reversión con 200 µg de atipamezol/kg hace que el animal recupere el reflejo flexor al
cabo de 2 minutos, adopte la posición de decúbito esternal al cabo de 6 minutos y se ponga de pie al
cabo de 31 minutos.
Intravenosa:
Administrar butorfanol a una dosis de 0,1 mg/kg, medetomidina a una dosis de 40 µg/kg y ketamina
en a dosis de 1,25 2,5 mg/kg (equivalente a 0,06 0,13 ml/5 kg de peso corporal) en función de la
profundidad de anestesia requerida, mediante inyección intravenosa.
La experiencia clínica demuestra que la reversión, en cualquier momento, mediante 100 µg de
atipamezol/kg hace que el animal recupere el reflejo flexor al cabo de 4 minutos, adopte la posición
de decúbito esternal al cabo de 7 minutos y se ponga de pie al cabo de 18 minutos.
Equino:
Para obtener una anestesia de corta duración destinada a intervenciones quirúrgicas menores o para
inducción previa a la anestesia inhalada. Si se administra romifidina o detomidina como medicación
previa, la anestesia también puede mantenerse administrando una combinación suplementaria de
romifidina y ketamina 100 mg/ml o bien detomidina y ketamina a intervalos periódicos de 8 10
minutos. La ketamina no debe utilizarse nunca como agente anestésico único.
• En general se considera buena práctica someter a ayuno al animal durante un tiempo antes de la
anestesia, si es posible.
• Para conseguir el mejor resultado, es importante que el caballo no sufra estrés antes de
administrarle la anestesia. Asimismo, es importante que la totalidad del procedimiento, desde la
inducción hasta la recuperación, se desarrolle en un entorno tranquilo y silencioso. Para aquellos
que sufran estrés antes del procedimiento, la administración de 0,03 mg/kg de acepromacina 45
minutos antes de administrar la detomidina o la romifidina facilita el manejo y la colocación de un
catéter intravenoso.
• Si tras la inyección de xilacina, detomidina o romifidina, el caballo no queda sedado, no debe
inyectarse la ketamina y debe abandonarse el procedimiento anestésico. Es preciso valorar la
situación para determinar el motivo por el cual no ha respondido, y luego hay que modificar el
entorno y/o ajustar los fármacos según sea necesario antes de intentarlo de nuevo al día siguiente.
• Si se utiliza una técnica intravenosa total, se recomienda encarecidamente el uso de un catéter
intravenoso para garantizar la administración segura y efectiva de dosis anestésicas suplementarias. • Durante la castración se ha observado que la administración de 10 ml de lidocaína repartida entre
ambos testículos elimina la posible respuesta a la ligadura del cordón testicular y reduce al mínimo
el número de dosis anestésicas suplementarias que hacen falta.
Xilacina/ketamina: La xilacina debe administrarse mediante inyección intravenosa lenta a una dosis
de 1,1 mg/kg (equivalente a 1,1 ml/100 kg de peso corporal de solución de xilacina al 10 %). El
caballo debe quedar sedado 2 minutos después de la inyección. La inyección de ketamina debe
administrarse en este momento. Se recomienda no retrasar la inyección de ketamina más de 5
minutos tras la administración de xilacina. La ketamina debe administrarse mediante bolo
intravenoso a una dosis de 2,2 mg/kg (equivalente a 2,2 ml/100 kg de peso corporal).
La inducción y el paso a posición de decúbito tardan entre 1 y 2 minutos. En los primeros minutos
puede haber temblores musculares, pero generalmente remiten.
La duración de la anestesia varía entre 10 y 30 minutos, aunque generalmente es inferior a 20
minutos. Los caballos siempre se ponen en pie entre 25 y 45 minutos después de la inducción.
La recuperación suele ser paulatina, aunque también puede ocurrir de repente. Por esta razón es
importante realizar únicamente intervenciones de corta duración, o bien tomar medidas para
prolongar la anestesia. En caso de prolongarse la anestesia durante más tiempo, puede utilizarse
intubación y mantenimiento mediante anestesia inhalada.
Detomidina/ketamina: La detomidina debe administrarse mediante inyección intravenosa a una
dosis de 20 µg/kg. El caballo debe quedar sedado 5 minutos después de la inyección. En este
momento debe administrarse la ketamina mediante bolo intravenoso a una dosis de 2,2 mg/kg
(equivalente a 2,2 ml/100 kg de peso corporal).
El comienzo de la anestesia es gradual; la mayoría de los caballos tardan 1 minuto aproximadamente
en adoptar la posición de decúbito. Los caballos grandes y en buena forma pueden tardar hasta 3
minutos en adoptar la posición de decúbito. La anestesia continúa haciéndose más profunda durante
1 2 minutos más, y durante ese tiempo el animal debe permanecer tranquilo. Los caballos adoptan la
posición de decúbito esternal aproximadamente 20 minutos después de la inyección de ketamina, de
manera que la anestesia quirúrgica tiene una duración de 10 15 minutos.
Mantenimiento de la anestesia quirúrgica:
Si fuera necesario prolongar la anestesia, puede utilizarse cualquiera de las siguientes pautas:
a) Tiopental sódico: El tiopental sódico puede administrarse intravenosamente en bolos de 1 mg/kg
según sea necesario. Se han administrado dosis totales de 5 mg/kg (5 incrementos de 1 mg/kg). Las
dosis totales superiores a esta pueden afectar a la calidad de la recuperación. También puede
administrarse tiopental sódico en incrementos si no se alcanza una anestesia suficientemente
profunda. El equino puede sufrir ataxia si se le obliga a ponerse en pie demasiado pronto, de manera
que hay que dejar que lo haga a su ritmo.
b) Detomidina/ketamina: Administrar 10 µg de detomidina por kg (es decir, la mitad de la dosis de
medicación previa) mediante inyección intravenosa, seguida inmediatamente por 1,1 mg de
ketamina por kg (es decir, la mitad de la dosis de inducción inicial) también por vía intravenosa. Esta
dosis suplementaria proporciona aproximadamente 10 minutos más de anestesia quirúrgica, y puede
repetirse a intervalos periódicos de 10 minutos (hasta 5 veces) sin que se vea afectada la
recuperación.
Romifidina/ketamina: La romifidina debe administrarse mediante inyección intravenosa a una dosis
de 100 µg/kg. El caballo debe quedar sedado entre 5 y 10 minutos después de la inyección. En este
momento debe administrarse la ketamina mediante bolo intravenoso a una dosis de 2,2 mg/kg
(equivalente a 2,2 ml/100 kg). La sedación debe ser manifiesta antes de inducir la anestesia.
Mantenimiento de la anestesia quirúrgica:
Si fuera necesario prolongar la anestesia, puede utilizarse cualquiera de las siguientes pautas:
a) Tiopental sódico: El tiopental sódico puede administrarse intravenosamente en bolos de 2,5 mg/kg
cuando se observen signos de recuperación de la conciencia. Esta dosis suplementaria puede
repetirse hasta 3 veces tras la inducción. Las dosis totales superiores a esta pueden afectar a la
calidad de la recuperación. El caballo puede sufrir ataxia si se le obliga a ponerse en pie demasiado
pronto, de manera que hay que dejar que lo haga a su ritmo.
b) Romifidina/ketamina: Según la profundidad y la duración requeridas de la anestesia, administrar
romifidina intravenosamente en una dosis comprendida entre 25 y 50 µg por kg de peso corporal (es
decir, entre un cuarto y la mitad de la dosis de medicación previa), seguida inmediatamente por ketamina intravenosa a una dosis de 1,1 mg por kg de peso corporal (es decir, la mitad de la dosis de
inducción inicial). Cada dosis suplementaria tiene una duración aproximada de 8 10 minutos, y
puede repetirse a intervalos periódicos de 8 10 minutos (hasta 5 veces) sin que se vea afectada la
recuperación.
Precauciones especiales:
Precauciones especiales: para su uso en animales:
Se ha observado que una pequeña proporción de animales son resistentes a las dosis normales de
ketamina como agente anestésico. El uso de medicación preanestésica debe ir seguido de una
reducción adecuada de la dosis. La inducción y la recuperación deben realizarse en un entorno
tranquilo y silencioso. Igual que con otros anestésicos, el animal debe someterse a ayuno durante las
12 horas anteriores a la anestesia con ketamina. La premedicación con atropina puede reducir la
salivación en gatos. Se han descrito fasciculaciones y convulsiones tónicas leves en gatos a las dosis
recomendadas. Aunque estos efectos remiten de manera espontánea, pueden prevenirse mediante
premedicación con acepromacina o xilacina, o controlarse mediante la administración de
acepromacina o barbitúricos de acción ultrarrápida en dosis bajas. En gatos y perros, los ojos
permanecen abiertos y las pupilas dilatadas. Los ojos pueden protegerse cubriéndolos con una gasa
húmeda o aplicando una pomada adecuada. La ketamina puede mostrar propiedades proconvulsivas
y anticonvulsivas, por lo que debe administrarse con precaución a animales con trastornos
convulsivos. La ketamina puede incrementar la presión intracraneal y por esa razón puede no es
adecuada para aquellos con lesiones cerebrovasculares. Si se utiliza en combinación con otros
medicamentoss, es preciso consultar las contraindicaciones y advertencias que figuran en las
correspondientes fichas técnicas.
Precauciones específicas que debe tomar la persona que administre el medicamento a los animales:
Este fármaco es muy potente. Es preciso tomar precauciones para evitar una autoadministración
accidental. Las personas con hipersensibilidad conocida a la ketamina o a cualquiera de los
excipientes deben evitar todo contacto con el medicamento veterinario. Evitar el contacto con los
ojos y con la piel. En caso de salpicadura en los ojos o la piel, lavar inmediatamente con agua
abundante. No pueden excluirse efectos adversos sobre el feto. Las mujeres embarazas deben evitar
la manipulación de este medicamento. En caso de autoinyección accidental o si aparecen síntomas
tras un contacto ocular/oral, consulte con un médico inmediatamente y muéstrele el prospecto o la
etiqueta, pero no conduzca ningún vehículo.
Advertencia para el facultativo: No deje al paciente desatendido. Mantenga las vías respiratorias
despejadas y utilice un tratamiento sintomático y complementario.
Tiempo de espera:
Equino:
Carne: 1 día.
Leche: 1 día.
Modo de conservación:
Este medicamento veterinario no requiere condiciones especiales de conservación.
Periodo de validez después de abierto el envase primario: 28 días.
Presentación:
Viales de 10 y 50 ml Reg. Nº
2834 ESP

Marca: DECHRA
Fabricante: DECHRA
Principio activo: ketamina
Categoría: ANIMALES DE COMPAÑÍA , ANIMALES DE COMPAÑÍA